Cómo afecta la GDPR en los juegos en línea. Protección en la diversión

GDPR son sílabas que responden a Regulación General de Protección de Datos, y esto no es más que el nuevo marco legal que reemplazará a Directiva de Protección de Datos. Las cuales se diferencian de una manera muy notable entre las palabras “regulación” y “directiva”.

El objetivo de la GDPR es el proteger los datos personales y la manera en que algunas organizaciones tienden a procesarlos, almacenarlos y distribuirlos, cuando estos no son más requeridos. De igual manera cuenta con normas estrictas que rigen lo que ocurre si se viola el acceso a datos, como también las penalidades de ocurrir esto.

¿Afectará la GDPR los juegos de azar en línea?

El juego en línea se ha vuelto una fuente de ingresos para muchas empresas, estas estén orientadas a adultos o a niños, parece ser que cada vez más se van afianzando como un método seguro de generar dinero. Esto gracias a que todos buscan pasar horas en el ordenador distrayéndose.

La realidad es que la GDPR introduce algunas reglas estrictas para el juego de azar, como lo será el modo de uso y de procesar los datos. La protección de datos desde el diseño y por defecto sin duda alguna busca poder vigilar la privacidad de la información personal desde el inicio.

A la hora del usuario brindar el consentimiento a participar en estos juegos este debe hacerlo de forma explícita, esto también está marcado como algo imprescindible. Quien esté interesado en participar deberá aceptar el tratamiento que le será dado a sus datos personales de una manera libre e inequívoca.

¿La GDPR también regulará a menores de edad?

Gracias a la GDPR el manejo de los datos personales de los menores de edad será difícil de conseguir. Según este reglamento europeo la edad en que el individuo deja de ser considerado como un niño es a los 16 años de edad. Es aquí donde se torna un poco difícil la cosa.

Gracias a esta medida los controladores de datos deberán estar conscientes de todas las diferentes edades para poder consentir el uso de datos personales según el país en donde se encuentran, y así evitar el libre consentimiento a cualquier persona que se encuentre por debajo del límite de edad.

Es por eso que podremos notar que muchas apps, juegos y páginas se encuentran actualizando sus términos de uso a la vez. Porque deben ajustarse y anticiparse al GDPR para intentar no incumplir con sus nuevas normas y que le sean aplicadas las sanciones que en muchos casos pueden llegar a ser de una gran suma monetaria para los desarrolladores de las mismas.

¡En definitiva la GDPR llegó para cambiar la manera en la que concebimos la web!